Cuerpo

Los beneficios del masaje descontracturante

El masaje descontracturante es un tipo de masaje que se realiza en las partes dolorosas (en la mayoría de los casos se trata de músculos contraídos) con el fin de relajar y reducir los espasmos por completo. Por lo tanto, pertenece al tipo de masaje terapéutico, aunque también es aconsejable para quienes desean aliviar el estrés y la tensión, ya que es muy relajante y aporta bienestar a la parte tensa.

¿Cuáles son los beneficios de un masaje descontracturante?

Resumiendo los numerosos beneficios de este tipo de masaje, podemos afirmar en primer lugar que no sólo afloja los espasmos, sino que también afloja los nudos musculares y contribuye significativamente a reducir la presión arterial. Además, como resultado del masaje descontracturante, el suministro de oxígeno a los músculos aumenta en muy poco tiempo.

¿zonas de los masajes descontracturante?

Masaje descontracturante de espalda

La espalda es la parte del cuerpo más sometida a esfuerzos durante la vida cotidiana, hasta el punto de que el dolor de espalda es el más frecuente entre la población de 30 a 60 años. Con el Masaje Descontracturante, se utilizan maniobras específicas para actuar sobre la tensión muscular, favoreciendo la vasodilatación, permitiendo que el músculo reciba oxígeno y recupere su tono. Después de recibir un Masaje descontracturante de espalda, sentirá una sensación de relajación y ligereza, aunque a veces puede experimentar algún dolor similar al de una sesión de entrenamiento en el gimnasio. A menudo, una sesión puede no ser suficiente para resolver el problema, por lo que es aconsejable confiar en las manos de masajistas cualificados.

Masaje descontracturante cervical

Uno de los tratamientos más populares para quienes sufren de dolor de cuello, el masaje descontracturante de cuello tiene como objetivo aliviar la tensión muscular y asegurar el correcto funcionamiento de las articulaciones. Para que el tratamiento sea eficaz, es necesario que el masajista conozca los haces de fibras que componen los músculos y que entran en tensión cuando se realiza un movimiento de forma incorrecta. Este tipo de masaje aporta varios beneficios a nuestro organismo, como la reactivación de los centros nerviosos, la oxigenación de los tejidos y la eliminación de las toxinas y el exceso de líquido.

Una de las zonas más afectadas por el endurecimiento muscular es el cuello, que suele estar sometido a movimientos bruscos. Entre los principales factores causantes de las contracturas musculares se encuentran las malas posturas, los problemas articulares y los movimientos bruscos, que provocan un dolor generalizado en toda la zona afectada, con la consiguiente limitación de movimientos.

Masaje descontracturante de piernas

En el caso de las extremidades inferiores, concretamente las piernas, para aflojar y relajar los músculos, se realizan masajes preliminares para estimular la circulación sanguínea, seguidos de presiones desde la parte inferior hasta la cara interna del muslo. Durante el Masaje descontracturante de piernas, las técnicas de manipulación más fuertes se concentran en la parte externa de la pierna, donde los músculos son más grandes, mientras que en la parte interna es preferible realizar movimientos más ligeros y suaves.

Masaje descontracturante de pantorrillas

Entre los aficionados al running, al fútbol y al ciclismo, el masaje descontracturante de pantorrillas es el más popular. De hecho, los haces musculares, a menudo sometidos a una tensión excesiva, provocan contracturas, sobre todo debido a un calentamiento inadecuado, una actividad física excesiva o una postura incorrecta. Dado que la zona de la pantorrilla está predispuesta a sufrir distensiones y tirones, es aconsejable recurrir al masaje descontracturante para evitar mayores complicaciones, que debe ser realizado necesariamente por profesionales.

¿Cómo se realiza el masaje?

Te enseñemos online a realizar la técnica para que ser un especialista de masaje descontracturante.

El masaje descontracturante se realiza mediante presiones y toques energéticos, que tienen una finalidad muy concreta: trabajar directamente sobre el tejido muscular. Por esta razón, dicho masaje se realiza sólo en las partes dolorosas con una duración que suele ser de unos 30 a 40 minutos. El dolor puede desaparecer con el primer tratamiento, pero en los casos más complicados es probable que sean necesarias varias sesiones.

Al final del masaje y en las horas siguientes, la parte tratada puede estar dolorida. Sin embargo, es una señal que debe interpretarse positivamente porque significa que el músculo se está recuperando.

El masaje descontracturante se recomienda sobre todo a los deportistas. Los profesionales se someten a sesiones diarias para despertar sus músculos y aliviar el estrés y la tensión, especialmente después de una competición.

Sin embargo, este masaje es aconsejable para todo el mundo, incluso como medida preventiva, ya que si se realiza regularmente puede evitar que los problemas musculares se vuelvan crónicos.

Evidentemente, hay que decir que todos estos beneficios no son automáticos ni inmediatos y también pueden variar en función de la habilidad y la experiencia del masajista.